Coalo Zamorano y Lorena Zamorano interpretan un medley acústico de adoración

Coalo Zamorano da a conocer un nuevo tema promocional de su próxima producción discográfica, el EP «Sesiones orgánicas», grabada en Nashville y que se estrenará durante septiembre. Es el medley que combina dos temas muy queridos de adoración: «Más que palabras» y «Jesús, eres mi buen pastor», acompañado en esta versión acústica por la voz de su esposa, Lorena Zamorano.

Ambas canciones, dadas a conocer originalmente en el álbum «Enciende una luz» de Marcos Witt, fueron compuestas por Coalo Zamorano, y particularmente «Más que palabras», con la colaboración de Lorena Zamorano y Saúl Morales. Esta nueva versión que une los dos cantos fue arreglada por Coalo Zamorano, Roberto Prado Jr., Javier Solís, Daniel Fraire y DeMarco Johnson, quienes participaron además ejecutando los instrumentos de manera acústica.

Habiendo acompañado a toda una generación en su caminar cristiano, el peso de la letra de estos temas es quizá uno de los factores que los han convertido en clásicos de la adoración en español, palabras que se han grabado en miles de oídos y corazones en cada país de habla hispana: «Quiero vivir agradecido en todo lo que soy, que haya siempre la pasión de amarte con mi vida entera, porque es más que palabras, es más que una canción», y «Cerca de ti yo quiero estar para escuchar tu voz y aprender de ti. Quiero ser un reflejo de tu amor, yo quiero vivir sólo en tu voluntad».

Cada tema remite a un tiempo particular en la vida de Coalo y encierra enseñanzas que quedaron muy grabadas en su corazón. «Más que palabras» nació a partir de un taller de composición que Coalo, Lorena y Saúl impartieron hace 19 años en el estado mexicano de Jalisco. Coalo lo recuerda así: «Intentamos ayudar a los chicos a componer una canción ¡y terminamos escribiendo una! Refleja de un amanera muy sencilla pero directa lo que hay en mi corazón, que es la gratitud por todo lo bueno que Dios ha hecho con nosotros».

Por su parte, «Jesús, eres mi buen pastor» fue inspirada por algo que Coalo Zamorano escuchó de un pastor durante un tiempo devocional cuando él era aún el líder de la banda VCV. «Dios me habló a través de ese pastor. Lo que me dijo fue que Dios no me había llamado a ser famoso, sino a estar cerca de él». Esas palabras no fueron del todo gratas en ese momento para un joven lleno de sueños de que su música fuera conocida, pero a la larga darían fruto en esta composición, que además «comenzó a tomar relevancia muy fuerte en estos últimos cinco o seis años, porque en verdad yo tuve que hacer la paz con eso, con que Dios me llamó a estar cerca de él y punto», afirma Coalo, remarcando que en un mundo en el que a veces el trato de la gente hacia uno depende de qué clase de credenciales se tengan o qué tantas cosas se hayan logrado en la vida, «qué tipo de ministerio tienes, con quién has cantado, cuál es tu sello discográfico, si tienes premios o no tienes... esta canción volvió a recordarme el fundamento, el porqué hago lo que hago y dónde está mi fuerza, mi pilar y quién soy. Dios me habló muy fuerte: “Lo que importa es que estés cerca de mí, esa es tu credencial y lo que hará la diferencia”».

A decir de Coalo Zamorano, las versiones que componen el EP «Sesiones orgánicas» fueron creadas con el propósito expreso de acompañar los tiempos devocionales y de adoración personal de cualquier creyente. Sus arreglos son sencillos, invitando también a los músicos de las congregaciones a retomar estos dos clásicos e integrarlos de manera acústica a su adoración habitual. «Obviamente, estoy muy emocionado con que mi esposa me acompañe en esta canción, porque en realidad es ella la que inicia este medley, sobre todo porque ella es en parte autora de “Más que palabras”. Para mí es muy especial que la cante conmigo».

Junto con este medley «Más que palabras»/«Jesús, eres mi buen pastor» también se lanza el videoclip grabado en el estudio durante la grabación de las «Sesiones orgánicas», producción visual para la que se ambientó el lugar con luz de velas, lo que produce el ambiente íntimo al que las letras de estas dos canciones nos remiten.

Un mes antes del lanzamiento de su nueva producción, Coalo Zamorano se ha ocupado en algunas colaboraciones con otros músicos, y comienza una serie de viajes para ministrar en Puerto Rico. Durante septiembre viajará a California, visitará Miami y estará presente en Expolit, para luego dirigirse a Colombia. Asimismo, planea la primera noche de alabanza y adoración en español en Gateway, la iglesia de Dallas en la que colabora ministerialmente, para el 25 de septiembre. «Estoy muy emocionado y ocupado, porque es la primera vez que se hace oficialmente en Gateway, y participaremos casi todos los salmistas de habla hispana que pertenecemos a esa congregación».

Banner GRANDE