Daniel Calveti compartirá su historia de muerte a vida en festival de Franklin Graham

daniel calveti Los Calveti nunca pensaron que su bebé recién nacido recibiría una sentencia de muerte.

Daniel Calveti tenía sólo seis meses de edad y estaba muriendo por una grave meningitis bacteriana.

Viendo la vida de su bebé apagarse poco a poco, los Calveti hicieron una súplica a Dios.

"Ellos oraron y dijeron: 'Jesús, no sabemos cómo caminar contigo, pero si sanas a Daniel, te prometemos que vamos a dedicar a Daniel a Tu servicio, y te vamos a dar todo de nuestra familia en servicio", explicó Calveti en una reciente entrevista con la Asociación Evangelística de Billy Graham.

No pasó mucho tiempo hasta que los Calveti recibieron la llamada telefónica que siempre temían: su niño estaba muerto.

Los médicos envolvieron el minúsculo cuerpo sin vida de Daniel en sábanas blancas y lo llevaron a la morgue.

Fue entonces cuando ocurrió un milagro.

"Yo estuve muerto durante ocho horas", dijo Calveti. "Y después de ocho horas, Dios tocó mi cuerpo".

Cuando los trabajadores de mantenimiento vieron a Daniel moviéndose bajo la sábana, los médicos y las enfermeras se dirigieron al lado del bebé. Fue entonces cuando se dieron cuenta de algo aún más espectacular había ocurrido.

"El doctor, él estaba tan asustado-llamaron a mis padres nuevamente diciéndoles: 'Hey, no sé lo que pasó, pero Daniel, él está de vuelta a la vida... y no podemos encontrar ningún rastro de meningitis en su cuerpo’”, relató.

Después de que Dios restauró la vida de su hijo, prometieron mantener su promesa a Dios y dedicar su vida al ministerio.

El video musical "La Última de Palabra" de Daniel Calveti retrata una historia similar a su testimonio.

Calveti y su familia se mudaron a Puerto Rico donde sirvieron en su iglesia.

"Mi corazón está muy conectado con Puerto Rico", dijo Calveti. "Mi esposa es de Puerto Rico, mis hijos son de Puerto Rico".

Aunque Calveti ahora vive en Texas, regresará a Puerto Rico con Franklin Graham esta semana para el Festival de Esperanza. Él llama a este evento ministerial una "oración contestada para Puerto Rico".

Él dice que muchos puertorriqueños se hacen llamar cristianos, pero su fe es superficial. Calveti cree que va a cambiar pronto.

"Déjenme decirles, ahora mismo en el mundo, están tratando de dejar de mencionar el nombre de Jesús", dijo Calveti. "Así que para mí, lo que da credibilidad al ministerio de Franklin Graham es que él siempre está predicando acerca de Jesús”.

"Eso es lo que necesitamos ahora, y por eso estoy muy emocionado, porque en Puerto Rico, todo el mundo va a escuchar el Nombre de Jesús como un Salvador, como sanador, y eso me emociona".

El Festival de Esperanza se celebrará del 10 al 12 de febrero en la ciudad capital de San Juan, Puerto Rico.

 

 

Banner GRANDE