Hechos concretos, actitudes de amor

Hechos concretos actitudes de amorCreando conciencia solidariaPor: Martín Carrasco

 

Jesús en la tierra no es el ejemplo de un amor pasivo. Vino a mostrar el amor de Dios con hechos concretos, especialmente orientados al prójimo. Y para comenzar, recordemos que el prójimo es el próximo, no necesariamente debe ser un desconocido, mas bien podemos comenzar con nuestra familia, nuestra esposa, nuestro esposo, nuestros hijos, etc.

Amor con hechos concretos, con actitudes correctas:

1. Hablar sin hacer acusaciones, sin sacar conclusiones (Proverbios 25.11). La palabra dicha “como conviene”, siempre suele ser sanadora. Una palabra dicha de forma incorrecta, por mas verdadera que sea, puede causar mas dolor que sanidad.

2. Perdonar sin hacer recordatorios. Muchas veces perdonamos de la boca para afuera, pero dejamos en nuestro corazón guardado ese sentimiento, que funciona como disparador del deseo de venganza. No perdonar es tomarse el veneno uno mismo, y pretender que se muera la otra persona.

3. Compartir sin presumir. 1 de Corintios 13.4 dice que el amor no es fanfarrón ni orgulloso. Evitemos las constantes autorreferencias. No hay nada más chocante que una persona que siempre se la pasa hablando de ella misma.

4. Escuchar sin interrumpir al que esta hablando. Hay personas que no escuchan, sino que están pensando que es lo próximo que van a decir cuando la otra persona se calle. Escucha, comprométete, involúcrate en lo que el otro siente, empatiza, y tendrás mejores resultados. No hay nada más hermoso que una persona que sabe dejarse un poco a su lado, para ayudar a su prójimo, aunque más no sea con un oído atento.

5. Dar con alegría. Dar con tristeza, entristece a Dios. Pero dar con alegría, es seguir el ejemplo de Jesús que se dio a si mismo.

6. Disfrutar sin quejarnos. Contentarnos con lo que tenemos ahora, es una forma de amar y ser ejemplo a los que nos rodean. Una persona que no sabe disfrutar, constantemente se esta quejando, lo cual la enferma y enferma a su prójimo.

7. Orar sin cesar. En este breve peregrinar, siendo extranjeros y peregrinos en la tierra, no hay mejor ejemplo que aquellos que están en constante comunicación con el Amado, con el Deseado de las Naciones, con la Estrella resplandeciente de la mañana. Hablemos con Él, sin cesar, sin detenernos.

Banner GRANDE