Jovenes Cristianos – TENGO MIEDO

MiedoDevocional – Tengo Miedo

Pasaje clave: Isaías 43:1, 5.

Hay tres clases de temores o miedos:

1. El temor natural, normal y sano que nos libra del peligro.

2. El temor reverencial, respetuoso hacia Dios, que es una virtud y nos libra del pecado.

3. El temor esclavizante que nos destruye y nos impide desarrollarnos y desarrollar nuestras capacidades. Es una emoción negativa. A este miedo también se lo llama fóbico.

Pérdidas y Tristezas

perdidasTodos sufrimos pérdidas y todos vamos a sufrir pérdidas en algún momento de nuestras vidas. Hay pérdidas que son inevitables.

Como en el caso de María y Aarón para Moisés. Eran sus hermanos, y más allá de lo mal que habían actuado algunos meses atrás, siempre estuvieron a su lado acompañándolo y apoyándolo. Dios le concedió a Moisés la bendición del afecto y la compañía de sus hermanos, pero ahora ellos morían. Fue inevitable. Y será inevitable también para nosotros ver partir a aquellos que amamos. No sabemos cuándo será ese día pero conviene que nuestro corazón esté preparado.

Me Quiere Mucho… Poquito… Nada…

me quiereGénesis 24 te da un montón de buenas ideas para que tengas en cuenta a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de tu vida, pero como siempre te decimos: No te apresures.

Abraham, ya muy viejo, le da a su siervo una tremenda tarea: buscar esposa para su hijo Isaac. Te recomiendo que leas la historia para que puedas entender lo que te voy a explicar a continuación:

¿Cuándo debo decir la Verdad?

LAS MENTIRASLa mentira no se mide en grados, Una mentira pequeña tiene el Mismo peso que una Grande ¡Y usted puede confiar en esa realidad!

Proverbios 12:17 El que habla verdad declara lo que es justo, pero el testigo falso, falsedad.

Propiedad Exclusiva de Dios

propiedad de DiosLevíticos finaliza con un capítulo dedicado a las personas consagradas, los animales consagrados, las casas consagradas, las propiedades consagradas, los objetos y los diezmos consagrados a Dios. Cuando algo se consagra a Dios pertenece exclusivamente a Él. Es su propiedad. Y es declarado santo.

Lo haré, pero no enseguida

lo hare despuesDios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. 1 Juan 5:11-12.

El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36.

FUI DEMASIADO LEJOS

FUI DEMASIADO LEJOSYo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo,y no me acordaré de tus pecados. Hazme recordar, entremos en juicio juntamente;habla tú para justificarte. Isaías 43:25-26.

«Mi pasado me abruma… He ido demasiado lejos. Lo único que Dios puede hacer conmigo es condenarme. Para mí todo está perdido…». Si tales pensamientos lo atormentan, si se siente desanimado, demasiado culpable, quisiera alentarle a volverse a Dios, tal como usted es. Para él nadie es demasiado culpable. “Aseguraremos nuestros corazones delante de él; pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas” (1 Juan 3:19-20).

Año 7, Año 50

Ano 7 El 7º año, llamado “año sabático”, y el 50º año, llamado “año del jubileo”, eran dos años claves en la vida de los israelitas.

En el Año 7.

Seis años trabajaban, sembraban y cosechaban la tierra, pero al séptimo año la dejaban descansar. La tierra descansaba para recuperar su fuerza y al mismo tiempo la fe de ellos era probada. No podían sembrar, ni cosechar, simplemente comer de lo que crecía de la tierra en descanso.

¡De Fiesta!

fiestaEn el capítulo 23 encontrarás 7 fiestas que celebraba el pueblo de Israel, cada una con un significado espiritual específico. ¿Cómo eran estas fiestas? (23:2 al 4).

Eran celebraciones santas. Había música, danza, canciones, festejos, pero TODO era santo. Nadie se descontrolaba cantando o escuchando algún tipo de música que deshonrara a Dios. Nadie se emborrachaba. Nadie bailaba para seducir o para provocar al sexo opuesto. Bailaban y danzaban honrando a Dios. Nadie se “descomponía” comiendo como un animal. Nadie se descontrolaba con sus palabras y actitudes. ¡Era fiesta, una gran fiesta santa! No había lugar para el aburrimiento ni la amargura.

Más artículos...

Banner GRANDE