Los padres, responsables de ‘endulzar’ a los niños

padres responsables de endulzar a los ninosEstudio revela cuál es la razón por la que a los pequeños les atraen las golosinas. Cultura y hábitos de alimentación están asociados.

Una investigación realizada por la Fundación Universitaria Konrad Lorenz corrobora la importancia que tiene la ingesta de dulce para los colombianos, pues su consumo en los adultos repercutió en la enseñanza de hábitos alimenticios en los niños. Según los datos obtenidos, se brindan especialmente para dar soluciones a la falta de tiempo de los padres a la hora de preparar las tres comidas diarias y las loncheras.

También se reconoció que las golosinas son un estímulo en las pautas de crianza; es decir, se usan para premiar a los pequeños por comportamientos positivos.

Tras entrevistar a 196 personas, de 18 a 65 años, en Bogotá, se ratificó que comer dulce es un tema de placer que, en la mayoría de los casos, se ve impulsado por ciertos estados anímicos, como la tristeza y la felicidad.

Claudia Padrón, magíster en psicología del consumidor, docente de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz y directora del estudio, afirma: “Culturalmente, el dulce es sinónimo de celebración, no por nada en los matrimonios, en los cumpleaños o en otros festejos, se convida el ponqué, porque tiene una connotación especial que se aprende desde la niñez”.

Según ella, privilegiamos el consumo de dulces al de frutas y verduras, incluso con nuestros hijos, pues jamás les damos de premio una fruta que les guste, y sí una golosina. De hecho, indica la investigadora, existen culturas como las de Estados Unidos y Canadá que han hecho del dulce todo un protagonista en las celebraciones, desde edades tempranas, razón por la cual tienen mayor diagnóstico de sobrepeso e ingesta calórica. “Estamos replicando el consumo de dulce y no se le está dando el mismo nivel a los demás alimentos”, aseguró Padrón.

Según el estrato

En el estudio de la Fundación Konrad Lorenz, los participantes manifestaron placer a la hora de comer, especialmente a la hora de degustar alimentos como el chocolate, el helado y los dulces.

Al hablar de comida, los colombianos manifestaron buscar cierto tipo de satisfacción, asociado a un componente cultural y a las tendencias actuales de alimentación.

En ese sentido, se determinó que en estratos altos existe una mayor tendencia hacia los hábitos saludables de alimentación que les generan bienestar; sin embargo, el dulce también hace parte de sus rutinas y en un recurso para expresar afecto hacia los demás. Para este grupo poblacional, más que la receta, cobra valor el lugar, el momento y con quién se comparte; por ello los adquieren preparados.

Por su parte, en estratos bajos es más simbólica la preparación dispendiosa que requiere la receta de los postres o golosinas: es más una manifestación de amor de las abuelas y de las madres a sus hijos. Disfrutar una golosina en este estrato rescata valores como el reconocimiento y la gratificación. Cuando se indagó por alimentos que les generaban placer, la mayoría respondió chocolates y postres.

La investigación se realizó durante un año y medio, en ella participaron comensales, y también chefs y meseros en Bogotá. Para ampliar la información, desde mañana y hasta el 5 de octubre, en el Hotel Cosmos 100, en Bogotá, se realizará el II Congreso Internacional de Nutrición Pediátrica, organizado por la U. de la Sabana (ver recuadro). Se harán talleres para padres sobre nutrición, manejo de preparaciones de sal, dulces y frituras.

Fuente: abcdelbebe.com, (2013), Los padres, responsables de “endulzar” a los niños, Octubre 4 de 2013, http://www.abcdelbebe.com/nino/preescolar/nutricion/los-padres-responsables-de-endulzar-los-ninosImagen: google

Banner GRANDE