Las bondades del durazno

el .

DuraznoEl durazno es un fruto repleto de nutrientes vitales para el buen funcionamiento del organismo. su aporte de vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes lo hacen uno de los alimentos más saludables. Veamos cuáles son algunas de las bondades del durazno para nuestra salud.

El modo óptimo para aprovechar esta gran cantidad de nutrientes es consumiendo los duraznos frescos, con piel y si cocinar. Se puede comer solos, agregarlos a ensaladas de frutas o licuados.

  • El fósforo en los duraznos es esencial para la salud de huesos y dientes, ya que el fósforo ayuda a la efectividad del calcio en la formación ósea.
  • La vitamina A en los duraznos estimula el sistema inmune, protege el sistema reproductivo y protege la visión.
  • El potasio de los duraznos actúa sobre la función cardíaca y los tejidos musculares, previene la fatiga muscular y alienta el buen funcionamiento del sistema nervioso central.
  • Los duraznos contienen altos niveles de luteína. Este caroteno revierte el daño producido por estrés y reduce el daño en la vista producido por la edad.
  • La pulpa y la cáscara de los duraznos poseen propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres y protegen al organismo del envejecimiento celular y los efectos nocivos de muchas enfermedades.

 

  • Los duraznos son ricos en compuestos fenólicos y carotenos, que ayudan a combatir el cáncer. Estos elementos tienen propiedades capaces de combatir tumores como los del cáncer de mamas, cáncer de pulmón y cáncer de colon.
  • Otra propiedad de los duraznos es que ayudan a mantener una piel lozana y saludable, y la protegen de las radiaciones ultravioletas.
  • El contenido de betacarotenos en los duraznos, que son transformados en vitamina A en el organismo, juegan un rol importante en la salud de los ojos, previniendo enfermedades de la vista.
  • Respecto al cuidado del peso, los duraznos contienen componentes bioactivos que ayudan a combatir la obesidad colaborando a evitar desórdenes del metabolismo.
  • Asimismo, los duraznos contienen ácido ascórbico y zinc, dos elementos fundamentales para las defensas y el sistema inmune. Además ayudan a la generación de los tejidos heridos y a combatir infecciones

Los duraznos son un fruto fresco, delicioso y, lo mejor de todo, grandes aliados de la buena salud. Aprovecha las bondades del durazno integrándolo a tu alimentación regularmente.