Forest Park Church tiene una década de curar heridas físicas y espirituales

nina lloraUn grupo misionero lleva más de una década promoviendo la salud, la solidaridad y la fe en los sectores más vulnerables de Ecuador. Lágrimas, sanidad, amor y fe, ésto y más se experimenta en cada una de estas jornadas que buscan sembrar la paz de Dios en la vida de quienes lo necesitan.

Con cánticos, labor social y trabajo duro, Forest Park Church, una iglesia de Carolina del Norte, Estados Unidos, enseña a sus misioneros a compartir el amor de Dios. Y ese amor rompe barreras, por eso Guayaquil, una de las principales ciudades de Ecuador, ha sido el destino de su misión.

Este cometido empezó por la convicción de un hombre de compartir un mensaje de paz. Ahora se ha convertido en una tradición que con el tiempo no pierde su enfoque. Scott Neal es ese siervo y Lana Neal, su esposa, se unió a esta tarea.

Cada mes de julio por 16 años, Forest Park Church, ha visitado Ecuador para compartir el amor de Dios a través de la labor social.

Año a año los voluntarios que se unen a la causa durante sus vacaciones, hacen sus maletas, y deciden pasar su tiempo libre con cada uno de los grupos que Forest Park Church arma cada año. El equipo médico, el de evangelización y de construcción, tienen tareas diferentes, pero igual de importantes.

Es una experiencia que cambia nuestra vida. Venimos de un lugar donde tenemos todo y venir y ayudar a estas personas, eso es lo que Dios nos llama a hacer”, comenta Mark Peoples, voluntario de Forest Park Church.

El equipo de evangelización visita escuelas, hospitales y fundaciones. Predican a miles por medio de coros, interpretaciones y juegos. Se vive una fiesta que te invita a unirte. Es difícil resistirse.

En sus 16 años de trabajo han predicado a más de 100 mil niños, muchos de ellos víctimas de abuso.

Los que se unen a la tarea de construcción, arman casas o instalan purificadores de agua. Al mismo tiempo se toman el tiempo para hablar de Dios a la comunidad.

El equipo médico tiene la agotante pero satisfactoria labor de atender a filas de pacientes con diversas dolencias. Los complace, pues es una buena manera de sanar no solamente cuerpos sino también almas. Cada año atienden a aproximadamente 2 mil personas.

Me parece algo muy importante para nuestras vidas, también para la comunidad. Y algo importante que se ve a través de nuestros hermanos misioneros, es ese amor que solamente Dios dispone en los corazones de cada uno de nosotros para poder compartir con el prójimo. Sé que este es un medio para poder llegar principalmente a los niños y por medio de los niños a sus padres, comenta Jessenia Quindé, miembro de la comunidad.

Está bien porque mi abuela a veces no tiene dinero y necesita atenderse y ya con esta ayuda viene acá”, indica Luis Mongo, miembro de la comunidad.

Más de 100 misioneros, muchos de ellos han visitado el país durante años, y afirman que ayudar a los demás les ha traído milagros a ellos también. Lo consideran una recarga espiritual.

Este año la gente sabía que me faltaba dinero para el viaje y alguien donó anónimamente los 800 que faltaban para venir acá. Y pasa con el resto del equipo también, Dios responde nuestras oraciones y provee para que podamos venir a servir. Creo que lo que obtenemos a cambio al venir acá es mucho mejor de lo que damos, dice Holly Basnight White, voluntaria de Forest Park Church.

Durante cada jornada hay espacio para compartir, interactuar. Hay lágrimas, empatía, historias duras, pero después siempre están las sonrisas y en los corazones de muchos se siembra esperanza.

Al culminar la apretada agenda de su viaje de misión, que dura una semana, los líderes de Forest Park Church empiezan a trabajar en los proyectos para el año siguiente. Dicen que Ecuador es su segundo hogar y quieren hacer lo que esté en sus manos para compartir con sus hermanos las bendiciones de Dios en los años que están por venir.

 

http://www1.cbn.com/, 2016, Forest Park Church tiene una década de curar heridas físicas y espirituales http://www1.cbn.com/mundocristiano/Latinoamerica/2016/October/Forest-Park-Church-tiene-una-decada-de-curar-heridas-fisicas-y-espirituales, Imagen: Google.

Banner GRANDE