Mujer iraní evangeliza a musulmanes y más de 1.500 aceptan a Cristo

musulmana EditUna ex musulmana convertida al cristianismo, ha compartido el Evangelio entre los inmigrantes musulmanes en Suecia y ha logrado que más de 1.500 de ellos reciban a Cristo en los últimos cinco años

Annahita Parsan, que ahora es una ministra ordenada de la Iglesia de Suecia, contó como parte de su testimonio de conversión, que sufrió grandes persecuciones, pero que su vida ha sido transformada desde que conoció a Jesucristo, según Fox News.

La ministra dijo que fue criada en un hogar musulmán en Irán y se casó a los 16 años, aunque un par de años después su esposo murió en un accidente automovilístico.

Tuvo que luchar por la custodia de su hijo, que ganó con éxito, y dos años después se volvió a casar con un hombre cuya esposa había muerto. Este hombre comenzó a golpear a su hijo, y aunque ella quería el divorcio, era imposible que lo hiciera porque estaba embarazada de un segundo hijo.

Parsan, su hija y el resto de la familia huyeron como refugiados en 1984 tras el conflicto Irán-Irak, pero tuvieron grandes dificultades, como pasar un mes en prisión en Turquía porque no tenían documentos de identificación ni pasaportes.

Eventualmente llegaron a Dinamarca, que es donde la mujer comenzó a aprender más acerca de Jesucristo.

"Aproximadamente en el primer o segundo mes allí, una mujer llegó a la puerta para hablar sobre Dios. Pero no me interesaba", dijo Parsan. "Estaba tan enojado, era tan infeliz. Pero regresó al día siguiente con una Biblia, así que esta vez le pedí a Jesús que me ayudara", recuerda.

Ella comenzó a leer la Biblia, que tuvo que mantener en secreto. Su vida familiar estaba mal por los maltratos que recibía de su esposo, a tal punto que intentó quitarse la vida con una sobredosis de pastillas para dormir después de que su esposo la atacó físicamente.

Ella sobrevivió al ataque y fue entonces cuando se despertó en un hospital y se dio cuenta de que estaba siendo llamada para cosas más grandes.

"Tenía demasiado miedo de ir a casa y la policía vino al hospital a hablar conmigo. Mucha gente me estaba ayudando a encontrar un lugar seguro para vivir, y yo sabía que era Jesús", dijo. "Y pronto, la policía me llamó para decirme que habían descubierto un complot en el que mi abusivo esposo había planeado secuestrar a los niños y llevarlos a Irán. Después de eso, nos mudamos a Suecia, y el policía me dijo que tengo un ángel a mi lado".

Después de dos años allí fue bautizada. Ella y sus hijos vivieron tranquilamente en la capital sueca durante varios años. En 2006, ella sobrevivió a un accidente

automovilístico, que es cuando se dio cuenta de que Dios salvó su vida para poder ayudar a los musulmanes a venir a Cristo.

En 2012, Parson fue ordenada como ministra en la Iglesia de Suecia, enfocando gran parte de su trabajo en llegar a la comunidad musulmana e invitarlos a explorar la fe.

Ella ha ayudado a 1.500 personas a venir a Cristo en los últimos cinco años, a pesar de las amenazas contra su vida.

Banner GRANDE