TODO OBRA PARA BIEN

BANNER CONTRUYENDO GENERACIONES

TODO OBRA PARA BIENGénesis 37:18-22 “Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos conspiraron contra él para matarlo. 19 Se dijeron el uno al otro:—¡Ahí viene el soñador! 20 Ahora pues, venid, matémoslo y echémoslo en una cisterna, y diremos: “Alguna mala bestia lo devoró.” Veremos entonces qué será de sus sueños. 21 Cuando Rubén oyó esto, lo libró de sus manos. Dijo:—No lo matemos. 22 Y añadió:—No derraméis sangre; echadlo en esta cisterna que está en el desierto, pero no le pongáis las manos encima. Quiso librarlo así de sus manos y hacerlo volver a su padre”.

Cada vez que la biblia menciona la palabra "CISTERNA", por lo general inmediatamente la relacionamos con prueba, aflicción, oscuridad, con el abandono, la traición, la incomprensión; con ese lugar sin salida donde se pierde por completo la fe y la esperanza. Precisamente al fondo de una de ellas fue arrojado por sus hermanos José, el mismo Joven al que Dios le acababa de revelar sus sueños. ¿Se habría equivocado Dios?, o ¿se trataba de un error en aquella interpretación?; Muchas pudieron haber sido las preguntas de José, abandonado y avergonzado en el fondo de aquella oscura cueva.

Desde la perspectiva lógica y natural, podríamos pensar que se trataba de una estrategia del enemigo que es el que siempre quiere arrojarnos en un abismo y dejarnos aprisionados en el olvido; pero desde la óptica de la fe, esta CISTERNA fue lo que Dios uso para; Numero uno: LIBRARLO DE SUS HERMANOS, y numero dos: HACERLO VOLVER AL PADRE. Gracias a Dios por aquella cisterna, porque sino hubiese existido, a José, sus hermanos lo habrían matado; a veces resulta inverosímil creer que Dios pudiera usar una CISTERNA para preservarle la vida a José, pero fue lo que ciertamente ocurrió.

De manera que no es descabellado tampoco pensar que la cisterna en la que usted pueda encontrarse hoy, también Dios la pueda estar usando para preservarle la vida, sin que usted se haya percatado. Hay ocasiones en que nuestros pasos avanzan tan raudos al precipicio que Dios tiene que frenarnos de alguna manera; pero para el hombre y la mujer de Dios, estas “CISTERNAS”, tan solo representan ese lugar de introspección, en el que evaluamos cual ha sido nuestro actuar, y donde a solas con Dios, podemos rectificar el rumbo de nuestras vidas; las “cisternas” nos ensenan a dejar de confiar en nosotros mismos, y a menguar en el carácter; en estos lugares es donde se quebranta la autosuficiencia, altivez y el orgullo, y donde aprendemos a sujetarnos a la ley divina.

Al respecto David dijo: Salmo 119:71 “Bueno me es haber sido humillado por Dios, para que aprenda tus estatutos”. En otras palabras el salmista estaba reconociendo que a través de cada aflicción experimentada, Dios le estaba enseñado las mas grandes lecciones de su vida. Por esta misma razón, el apóstol Pablo concluyo que para los que aman a Dios, todas las cosas obran para bien”. (Romanos 8:28).

Pero además las cisternas sirven para hacernos VOLVER AL PADRE, ¿a que se refiere?; resulta paradójico, pero es en medio de la adversidad que nuestra búsqueda de Dios se intensifica, y donde el clamor sincero brota de lo mas profundo del Corazón del hombre; es lamentable pero cierto, existe un gran numero de personas que solo buscan a Dios con desesperación cuando tienen dificultades antes no; encontrarnos en las cisternas es lo que nos hace volver a levantar nuestra mirada al creador.

"Solo de nosotros depende en que se convertirá nuestra CISTERNA, si en el lugar de nuestras desgracias, o en el de nuestra mayor bendición".

Escribanos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Banner GRANDE