PROMESA CUMPLIDA

BANNER CONTRUYENDO GENERACIONES

PROMESA CUMPLIDAGénesis 21:1-2 “Visito Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como le había prometido. 2 Sara concibió y dio a luz a Abraham un hijo en su vejez, en el PLAZO que Dios le había dicho”.

Cuando Dios llama a Abraham, le hace cinco ofrecimientos: (Génesis 12:1-3). 1. “CRECIMIENTO” (Hare de ti una nación grande). 2. “RECONOCIMIENTO” (Engrandeceré tu nombre), 3. “INFLUENCIA” (Serás bendición) 4.“PROTECCION” (Bendeciré a los que te bendigan y a los que te maldigan maldeciré)

5. PROPOSITO (Y serán benditas en ti TODAS las familias de la tierra); a cambio de: Salir de su TIERRA (Condición lógica o natural, que es contraria a la “vida en el Espíritu” o tierra prometida) PARENTELA (Aquellos pecados a los que nos aferramos por estar ya tan familiares para nosotros), y la CASA DE SU PADRE (Maldiciones generacionales o raíces de iniquidad).

Abraham era de 75 años de edad cuando recibió de parte de Dios esta PROMESA. Ahora, Dios pudo haberlo hecho mucho antes, cuando Abraham y Sara aun estaban jóvenes y llenos de vitalidad; pero no lo hizo hasta que pudieran reconocer que la bendición que se les estaba confiando no dependía de su propia capacidad y fuerza, sino de la voluntad absoluta y soberana de Dios. Romanos 4:19 “Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años , o la esterilidad de la matriz de Sara”.

Los años pasaban y la promesa seguía sin cumplirse, pero ni la larga espera, ni la vejez de Abraham y ni mucho menos la esterilidad de Sara, pudieron invalidar lo que Dios dijo que con ellos haría. Un día, mientras la vida transcurría con normalidad como las veces anteriores, reciben un mensaje de parte de Dios, que ojala usted también lo pueda tomar para su vida hoy:

Génesis 18:10 “Entonces dijo: “De cierto volveré a ti el próximo año, y para entonces Sara, tu mujer, tendrá un hijo…”.

Con esta palabra Dios no solo confirmaba la promesa que les había dado 24 años atrás, sino que estaba estableciendo un PLAZO en el que recibirían su milagro, lo que no había hecho cuando les dio la primera promesa en Génesis 12.. Y Dios efectivamente visito a Sara, como lo había prometido, e Isaac se convirtió en la evidencia de esa visitación. Sara pudo haber argumentado que si la ultima vez Dios se demoro tanto sin responderles, ¿porque ahora si debería creerle?. Por una sencilla razón, porque ahora Dios había determinado un PLAZO.

Escuche: ..."Dios hoy esta estableciendo un tiempo especifico como lo hizo con Abraham y Sara. Un año tuvieron que esperar, pero si para Dios mil años pueden ser como un día, (2 Pedro 3:8); un año entonces tan solo podría representar para nosotros unos pocos segundos…Así que no se desespere, Dios nunca llega antes, ni después, sino en el momento justo y este es el tiempo de su milagro.

“Una PROMESA sin un tiempo definido, es como una meta sin llegada” Pero cuando Dios establece un plazo especifico es porque esta próximo a bendecirnos.

Escribanos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Banner GRANDE