Fundación cambia vidas de cientos de "ángeles" discapacitados

ministerio ayuda personas en discapacidadHubo un tiempo cuando los niños con discapacidad en Taiwán eran llamados “inútiles”. Los valores sociales tradicionales hicieron que los padres de estos niños se avergonzaran. Pero ahora eso está cambiando, gracias al trabajo de una fundación.

Cho Chen Lin y Ya Wen Chou se avergonzaban pues sus dos hijos nacieron con discapacidades. Luego encontraron a Dios y se percataron que sus hijos eran muy especiales… ángeles en todo el sentido de la palabra.

Para ayudar a otros padres que tienen hijos con impedimentos físicos o mentales, ellos establecieron la fundación de bien social “Corazón de Ángel”.

Cada año el grupo patrocina un evento llamado el “Día del Ángel” para motivar a familias, en circunstancias similares, a reconocer públicamente a sus propios hijos como ángeles.

“Para todos los padres, entiendo su dura labor, pero las puertas se han abierto, comencemos éste camino, juntos”, dice Chao-Chen Lin, director de “Corazón de Ángel”.

El evento cumplió su sexto aniversario y este año casi tres mil familias se unieron, con apoyo del gobierno y del Ministerio de Defensa. Todas las divisiones de las Fuerzas Armadas asistieron para interactuar con los niños.

“Y ahora los vehículos Hummer. Hay dos ángeles en cada Hummer para saludar a sus padres”, indica Emi Lee, anfitriona de Día del Ángel.

“Aquí está la compañía Ángel. Démosles un fuerte aplauso”, comenta Will Liu, anfitrión de Día del Ángel.

“Y aquí está otra compañía, este evento es un sueño hecho realidad”, expresa Emi Lee.

“Estoy muy emocionado; hoy son como cualquier otro niño, marchando como militares. Incluso verlos caminar frente a nosotros me derrite el corazón; no siempre tenemos interacciones así… ver a nuestros hijos mostrar su aprecio hacia sus padres hoy, fue tremendo”, asevera Chun-Chen Lin, padre de familia.

En Taiwán, de 6 a 9 por ciento de los niños nacen con discapacidad. Chao-chin explicó cómo surgió la organización.

Todo empezó con un niño autista y su madre en un bus. El niño hacía un escándalo y tuvieron que soportar las miradas juiciosas de otros pasajeros.

La historia molestó a Chao-Chin quien prometió usar la mano de Dios para ayudar al público a entender más sobre los “ángeles” y aprender lecciones de amistad y aceptación. Luego, esa misma madre le contó otra historia en un bus que terminó diferente.

“Una madre se acercó y me dijo que su hijo corría por todo el bus. Ella se disculpó con el chofer y para su sorpresa, él dijo: No importa, los niños de esa edad deben divertirse. Los pasajeros aplaudieron y la madre lloró. Era la segunda vez que lloraba en el bus. La primera vez fue sacada del bus con su hijo, pero ésta vez fue aceptada. La sociedad cambia positivamente”, dice Chao-Chen Lin.

“El eslogan: ‘El primer paso de los padres es esperanza para los niños’ no es sólo para las familias en Taiwán que tienen hijos con necesidades, sino para todos los chinos, que puedan tener un corazón de ángel; para que las familias que necesitan ayuda puedan comprender que hay esperanza y lo único que deben hacer es dar el paso”, explica Ya-Wen Hsiao, subdirectora de “Corazón de Ángel”.

La Fundación Corazón de Ángel inició con la visión de una pareja, pero ha crecido hasta incluir a miles. Con la guía de Dios y la fe del tamaño de un grano de mostaza, como dice la parábola, los fundadores creen que pasará a China y más allá.

Fuente: www.mundocristiano.tv, (2015), Fundación cambia vidas de cientos de "ángeles" discapacitados, 12 de junio 2015, http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2015/June/Fundacion-cambia-vidas-de-cientos-de-angeles-con-discapacidad/. Imagen: Google

Banner GRANDE