LA LEY DE LA RESTITUCION

BANNER VERDADES ETERNAS

LA LEY DE LA RESTITUCIONÉxodo 22:1-3"Cuando alguno hurtare buey u oveja, y lo degollare o vendiere, por aquel buey pagara cinco bueyes, y por aquella oveja cuatro ovejas. 2 Si el ladrón fuere hallado forzando una casa, y fuere herido y muriere, el que lo hirió no será culpado de muerte. 3 Pero si fuere de día, el autor de la muerte será reo de homicidio. El ladrón hará completa RESTITUCION; si no tuviere con que, será vendido por su hurto".

Entre las distintas instrucciones que Dios le dio a Israel en el monte Sinaí, encontramos la llamada "LEY DE RESTITUCION"; una especie herramienta jurídica, que les permitía contrarrestar las injusticias, y los abusos cometidos contra aquellos que habían sido víctimas de algún robo o perdida de sus bienes de manera injusta, que les aportaba además pautas claras acerca de la manera como deberían ser indemnizados los implicados.

Cada vez que Dios quiso dar instrucción espiritual a su pueblo uso una LEY, termino definido como una "fuerza determinante que actúa en un sentido único y que obliga a la voluntad" y por otro lado como la norma de conducta impuesta por una autoridad competente. El termino castellano "Ley" ( del latín lex y de ligare, atar). Esto nos permite concluir que: "No existe nada mas irrevocable que una LEY salida de la boca de Dios".

Las normas, contratos, tratados, regulaciones, y convenciones, impuestas por el hombre en sus respectivos ordenamientos jurídicos, así como deben cumplirse, fácilmente pueden ser violados o desacatados por los ciudadanos regidos bajo esas leyes. Esto jamás pasa con la ley de Dios que es INMUTABLE (No cambia). Por la ley de Dios la oscuridad de la noche no se combina con la luz del día; la tierra gira sostenida sobre su propio eje, y las olas no traspasan su limite aunque golpean fuertemente contra las costas etc..

¿Pero que significa RESTITUIR?. "Restituir" es devolver una cosa a quien la tenía antes, es la recompensa por daños y perjuicios que se otorga al afectado, representada en la cantidad monetaria que esta persona habría dejado de percibir por haber perdido su puesto de trabajo, o en caso de haber sido ascendido a un puesto con mayor salario del cual injustamente fue rechazado.

De manera que no siga pensando que Dios es el causante o promotor de las pérdidas que ha sufrido, no lo culpe mas de lo malo que le pueda estar sucediendo; mas bien exáltelo por haber creado esta "LEY DE RESTITUCION"; el decreto que en el reino espiritual establece que: "una persona jamás puede ser despojada injustamente de lo que le pertenece", y esto absolutamente nadie lo puede invalidar.

Esta LEY le favorece, HAGALA VALER!!; tome la autoridad y ¡ORDENARLE! al enemigo que le devuelva absolutamente todo lo que financiera, personal, física, comercial, familiar, y ministerialmente le ha robado durante todos estos años, porque él no podrá oponerse mas. Es tiempo de ¡RESTITUCION!.

Escribanos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Banner GRANDE