ALTAR DE BRONCE

BANNER VERDADES ETERNAS

ALTAR DE BRONCEÉxodo 27:1"Harás también un altar de madera de acacia, de cinco codos de longitud y de cinco codos de anchura; será cuadrado el altar, y su anchura de tres codos 2 Le harás cuernos en sus cuatro esquinas; los cuernos serán parte del mismo, y lo recubrirás de bronce".

Los utensilios que hacían parte del tabernáculo que Dios mando edificar a Moisés, eran tan solo una sombra de lo que había de venir en el "antiguo testamento revelado", conocido hoy como "nuevo testamento". Por lo general de la sombra nos movemos a la sustancia; la sombra no es la sustancia, pero si la seguimos, llegaremos a la sustancia misma. Así lo confirma Romanos 15:4"“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron …"

El ALTAR DE BRONCE conocido también como el ALTAR DE LOS HOLOCAUSTOS, era como un cajón cuadrado de madera de acacia cubierto de bronce. Tenía 4 cuernos, uno en cada esquina. También tenía 4 anillos o aros, para meter varas para poder moverlo y transportarlo cuando iban por el desierto. Siempre debía haber fuego continuo (Levítico 6:13) en él, no podía apagarse y los sacerdotes debían de mantenerlo vivo con leña.

Este altar era utilizado para sacrificar los animales que se ofrecían en holocausto; pero además era usado como lugar de refugio y protección, cuando alguien cometía una falta grave que merecía la pena de muerte, si se aferraba a los "cuernos del altar" donde nadie lo podía tocar, como ocurrió con Adonías. 1Rey.1:50-51"“50Mas Adonías, temiendo de la presencia de Salomón, se levantó y se fue, y se asió de los cuernos del altar. 51Y se lo hicieron saber a Salomón, diciendo: He aquí que Adonías tiene miedo del rey Salomón, pues se ha asido de los cuernos del altar, diciendo: Júreme hoy el rey Salomón que no matará a espada a su siervo.”

El altar de bronce, estaba situado nada más entrar por la puerta del Atrio, por lo tanto era lo primero que se veía al pasar. Esto nos indica que nada más comenzar a dar pasos hacia la presencia de Dios, tenemos un problema, nuestro pecado. Pero a la vez el altar nos da la solución a ese pecado. La sangre de la víctima era en parte derramada alrededor del altar y la otra parte en los cuernos del mismo (Levítico 4:7, 18, 25, 30).

Gracias al amor incondicional de nuestro padre celestial usted y yo podemos contar con Jesús el ALTAR del sacrificio, donde se hace expiación (borrar las culpas) por nuestros pecados. Según el ritual en el altar un animal inocente era ofrecido en nuestro lugar, siendo nosotros culpables. “Sin derramamiento de sangre, no hay remisión (perdonar, alzar la pena) de pecados” (Hebreos 9:22).

Este lugar nos señala a Cristo, Él es el verdadero Altar y la víctima, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. En la cruz Él derramó su sangre por nosotros. Por lo tanto cualquier persona que quiera acercarse a Dios tiene que hacerlo a través de Jesucristo y de su obra en la cruz, si quiere recibir perdón de pecados, no existe otro camino. El conjunto de lo que sucedía en el altar nos presenta un cuadro exacto del sacrificio de Jesús en la cruz del calvario.

Te invito ahora a que aceptes a Cristo como lo que es, nuestro altar, nuestro camino al Padre, nuestro cordero que murió para salvarnos, nuestro mediador como sumo sacerdote, nuestro todo. Confía en Él, ¡No lo rechaces!, ya que su obra fue totalmente consumada.

Escribanos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Banner GRANDE