EL ATRIO DEL TABERNACULO

BANNER VERDADES ETERNAS

EL ATRIO DEL TABERNACULOÉxodo 27:9"Así mismo harás el atrio del tabernáculo. Al lado meridional, hacia el sur, tendrá el atrio cortinas de lino torcido, de cien codos de longitud a uno de los lados".

El ATRIO era lo que rodeaba el tabernáculo o la tienda. Era como un patio cerrado por cortinas. Sus medidas eran de unos 50 metros de largo por 25 de ancho. Estaba formado por una valla hecha de cortinas de lino fino, sostenidas por 60 columnas de bronce y fijadas al suelo mediante estacas y cuerdas. La columnas estaban hechas de dos materiales, bronce y plata y las cortinas de lino fino, que nos transmite excelencia y justicia, según Apocalipsis 19:8"Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente (pues el lino fino significa las acciones justas de los santos)".

Este lugar majestuoso y glorioso era cubierto por cortinas de diferentes colores: El azul, que nos habla del cielo, de las cosas celestiales, de arriba. el púrpura: el color de la realeza. el carmesí: color rojo de la sangre. y el lino torcido: el color blanco de la pureza. Las cortinas de 2 metros con 20 de altura, impedían que cualquier persona pudiera mirar hacia adentro, y el único medio de acceso que existía era la PUERTA.

Todo esto nos recuerda y señala a Cristo como la puerta al Padre, solo hay una entrada y no muchas. Efesios 2:18"Porque por medio de El, los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al padre". Juan 10:9 “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos”. Por eso no es extraño que David haya cantado: “Mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos: escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios, que habitar en las moradas de maldad” (Salmos 84:10).

También nos revela que la gratitud como fundamento de la ADORACION es la única llave que nos permite entrar al lugar donde mora su presencia. Salmo 100:4"Entrad por sus puertas con ACCION de gracias, por sus ATRIOS con alabanza. Alabadlo, bendecid su nombre". Mientras la "ADORACION" te abre las puertas de la bendición, la QUEJA y la AMARGURA te las cierra por completo. Cuando el temor, la incredulidad y la falta de fe son las reales intenciones detrás de tus oraciones, y no la confianza absoluta en el que todo lo puede, las respuestas son completamente nulas.

Recuerda que son ACCIONES DE GRACIAS, no palabras de gracias. Solo aquel que aun en medio de la adversidad sigue encontrando motivos para ADORAR a Dios, se habrá convertido en un genuino adorador".

Escribanos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Banner GRANDE