CONSAGRADOS PARA DIOS

BANNER VERDADES ETERNAS

CONSAGRADOS PARA DIOS Éxodo 29:19-20"Tomaras luego el otro carnero, y Aarón y sus hijos pondrán las manos sobre la cabeza del carnero. 20 Y mataras el carnero, y tomaras de su sangre y la pondrás sobre el lóbulo de la oreja derecha de Aarón, sobre el lóbulo de la oreja de sus hijos, sobre el dedo pulgar de las manos derechas de ellos y sobre el dedo pulgar de los pies derechos de ellos, y rociaras la sangre sobre el altar al rededor".

La "Consagración" es la acción por medio del cual una persona o cosa se destina al culto de Dios mediante ceremonias y oraciones. CONSAGRAR es definido como dedicar "esfuerzo" y "trabajo" a un fin determinado. La persona que mediante estos rituales consagraba su vida, estaba haciendo un voto publico de su entrega total y absoluta al servicio a Dios. Los sacerdotes eran consagrados para única y exclusivamente ministrar en la presencia de Dios a favor del pueblo, no para otra labor diferente.

Aarón y sus hijos participaron juntos en la consagración, porque en conjunto formaban una familia sacerdotal. El Sumo Sacerdote tenía la preeminencia y sus hijos eran subordinados a él. Tipológicamente representa a Cristo y los creyentes quienes constituyen la familia real de la cual Cristo es la cabeza (Romanos 8:29). Para dicha "CONSAGRACION", Dios demando entre muchas otras cosas que se debería sacrificar otro carnero y aplicar su sangre en sitios específicos, lo que tiene un significado espiritual muy valiosísimo:

1. LOBULO DE LA OREJA DERECHA: Esto nos enseña que el Señor debe tener el gobierno supremo de las voces que llegan a nuestros oídos; consagrar nuestros oídos significa estar muertos a toda otra voz o influencia que quiera dominarnos, pero debemos permitir que estén vivos o sensibles para escuchar y obedecer la voz de Dios solamente.

Cuando prestamos nuestros oídos para escuchar voces contrarias a la palabra de Dios, permitimos que nuestra vida sea gobernada por nuestros propios deseos, sugestiones y ambiciones. La voz del mundo, la voz de los afectos humanos, el considerar lo que a otros le agrada. Detengamos por un instante a escuchar ¿cuántas voces en este preciso instante nos pueden estar llamando?. Si las escuchamos, vendremos a ser sus servidores y esclavos; ellas gobernarán nuestro oído y, con él, nuestra vida. No las escuche!.

2. DEDO PULGAR DE LAS MANOS DERECHAS: Esto nos ensena que lo principal en cualquier cosa que hagamos o tengamos la intención de hacer, en todo nuestro servicio, debe morir el “YO”; no sirviendo a nosotros mismos ni al mundo, no sirviendo para nuestra propia gratificación, nuestro placer, ventaja, honor, gloria, posición, exaltación o reputación. Debemos preguntarnos ¿Cuál es el motivo o la razón principal en nuestra ambición de servir?.

En la muerte de Aquel que se dio por nosotros, hemos muerto a toda mala intención; desde ahora nuestra mano en todo lo que hace, sea en los asuntos de este mundo o en los muchos quehaceres diarios, en cualquier actividad que tenga que ocuparse, nuestra mano ha de estar muerta a sí misma, y por otro lado trabajar con miras a los intereses de nuestro Dios.

3. DEDO PULGAR DE LOS PIES DERECHOS: Esto nos habla de PROPOSITO. Dios es el único que debe tener la dirección de nuestras decisiones; que todas nuestras salidas y entradas sean guiadas únicamente por su voluntad. La sangre en el pulgar del pie derecho nos indica el momento justo en el que debemos detenernos ante la tentación, y nos anuncia cuando debemos ponernos en marcha. Dios no siempre nos manda que andemos, el andar es a veces más fácil; el detenernos y esperar es lo que realmente cuesta.

En ocasiones deseamos correr tanto e ir adelante que a menudo el Señor tiene dificultad en hacernos ir por Su camino. En nuestro andar, tanto en el quedarnos como en el salir, debemos estar muertos a todo lo que no es del Señor. "O aprendemos a caminar con Dios, o será Dios el que tenga que aprender a caminar con nosotros".

"Una persona "CONSAGRADA" es aquella que ya no vive para si misma, sino completamente para Dios".

Escribanos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Banner GRANDE