“Brasil está pasando por un proceso de curación por parte de Dios”

brasil reverendo Brasil ha sido sacudido casi a diario por denuncias y hechos que prueban y plantean dudas sobre la idoneidad de gran parte de la clase política. En medio de escuchas, fotos comprometedoras, y los más diversos documentos, hechos han sido expuestos revelando los bastidores del tráfico de influencia en todos los escalones del gobierno, regado a generosas propinas, capaces de comprar favores, contratos y beneficios de los más diversos.

De acuerdo con el reverendo Alex Belmonte, teólogo y maestro en hermenéutica bíblica, las últimas revelaciones e investigaciones forman parte de un proyecto divino. “Estamos pasando por un proceso de curación por parte de nuestro Dios, esto es sólo el principio. Hace décadas los creyentes vienen declarando que Brasil es del Señor Jesús, y ya hemos visto varios movimientos e investigaciones con el propósito de sanarnos. Pero no será en esta generación ni en la próxima que Dios va a sanar a nuestra nación”, dice, sobre el lento proceso de recuento de hechos y castigo de los culpables.

“Todo lo que está sucediendo en nuestro país está revelando la corrupción y los actos de justicia contra esas personas, es un proyecto de Dios, que se está ejecutando a causa de las oraciones de los santos, es decir, todas las revelaciones de corrupción y corruptos, son respuestas a las oraciones de la iglesia de Cristo“, dice, recordando las numerosas marchas de la iglesia en favor de Brasil emprendidas en los años 80/90.

Recuerda también que hay hombres y mujeres de Dios en las altas esferas que están influenciando positivamente el curso de los acontecimientos. “Hay una acción de Dios cuando la justicia entre los hombres es promovida”, afirma, comentando sobre los innumerables procesos ante el Ministerio Público.

Según el teólogo, existe un fondo espiritual detrás de toda la corrupción brasileña. “Cuando hay una práctica de soborno ella tiene el poder de desviar los rumbos de la justicia. Los actos de injusticia cometidos influyen, todas las generaciones se ven afectadas. Esto sucede en la historia de las naciones y no es diferente en Brasil, el soborno y la corrupción existen desde el descubrimiento, esos hábitos y costumbres están arraigados en nuestra cultura”, analiza.

Para el estudioso “estamos en el rumbo correcto”, ya que las irregularidades están bajo investigación. “Dios está en el control de todas las cosas. El hombre, todo lo que siembra va a cosechar “, cita. Y continúa, citando la soberanía de Dios: “Hay una acción de Dios cuando se promueve la justicia de los hombres. Cuando la ley criminaliza una actividad ilegal, y prevé penas, él está haciendo lo que es justo, y eso refleja la justicia de Dios “.

Sobre la posibilidad de tener un presidente cristiano, según él, es un hecho que en los países en que dirigentes cristianos, piadosos y temerosos de Dios asumieron el poder, la nación prosperó, creció y hubo mejoras en todos los sectores. Pero él resalta que tal persona no puede venir de un cristianismo anémico, sino reflejar el verdadero brillo de Jesús.

Belmonte recuerda que la corrupción no está aislada en los altos niveles, pero figura cotidianamente en la vida de los brasileños, a través de las “pequeñas corrupciones del día a día”. Según él, muchos ignoran que cometen corrupción, y actos en ese sentido no son aislados, cada uno contribuye a la corrupción generalizada en diversos sectores de la sociedad.

Recordó que el deber de los creyentes es orar para que la justicia humana se convierta en un reflejo de la justicia divina, pues Dios es el que instituye las autoridades y Él es justo. “El deber del cristiano es orar y cumplir su papel de ciudadano, para que la justicia humana sea un reflejo de la justicia de Dios.

 

Fuente: http://www.noticiacristiana.com/, “Brasil está pasando por un proceso de curación por parte de Dios”, Mayo 2017, http://www.noticiacristiana.com/sociedad/iglesiaestado/2017/05/brasil-proceso-curacion-dios.html

Banner GRANDE