La primera ciudad forestal ha comenzado a construirse en China

ciudad bosque El arquitecto italiano Stefano Boeri es el creador de un increíble diseño cuyo objetivo es luchar contra la contaminación

Casi 1 millón de plantas de más de 100 especies distintas y 40.000 árboles absorberán casi 10.000 toneladas de dióxido de carbono y producirán 900 toneladas de oxígeno al año.

En esta ciudad forestal que ya ha comenzado a construirse a las afueras de Liuzhou, provincia de Guangxi (China), vivirán alrededor de 30.000 personas en una zona totalmente cableada con zonas comerciales y de oficinas, áreas residenciales, espacios recreativos, un hospital y dos escuelas. Se conectará con Liuzhou gracias a una línea rápida de ferrocarril para coches eléctricos.

La ciudad ayudará a disminuir la temperatura promedio del aire, mejorará la calidad del aire local, creará barreras naturales contra el ruido, generará hábitats para todo tipo de especies y mejorará la biodiversidad de la región. Por si esto fuera poco, la ciudad verde será autosuficiente, ya que funcionará con fuentes de energía renovables como la solar o la geotérmica (para el aire acondicionado, por ejemplo). La vegetación está diseñada para recorrer los balcones y los tejados de una serie de rascacielos que abarcan 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang, en esta zona montañosa de Guangxi.

"Por primera vez en China y en el mundo, un asentamiento urbano innovador combinará el desafío de la autosuficiencia energética y el uso de energías renovables con el desafío de aumentar la biodiversidad y reducir eficazmente la contaminación del aire en las zonas urbanas, gracias a la multiplicación de las superficies vegetales y biológicas urbanas", aseguran los promotores del proyecto.

Banner GRANDE