Tim Tebow relata cómo su fe le ha ayudado a enfrentar dificultades

 

El mundo conoció a Timdesde que jugaba fútbol americano en la universidad. Pero, ¿quién pudo predecir que este galardonado mariscal de campo se encontraría en Scottsdale, Arizona, jugando béisbol de ligas menores? Él da su perspectiva sobre cómo su vida ha cambiado.

¿Por qué béisbol? ¿Por qué decidió comenzar de nuevo? ¿Y cómo se sintió hacer un “homerun” la primera vez que llegó a usar el bate? El deportista responde a todas estas incógnitas.

“Bueno, hacer un ‘homerun’ fue genial. Jugar béisbol para mí fue algo que hice al salir de la secundaria y decidí ir a la Universidad de Florida y es algo que ha estado en mi corazón en el último par de años. Realmente sentí, ¿por qué no intentarlo? Si es algo que me apasiona y que está en mi corazón, ¿sabes, ir tras de ello?”, dice Tim.

Tim puede ser apasionado por el béisbol, pero no era su primera opción de carrera.

Los Broncos de Denver lo contrataron al terminar la universidad. Después de llegar a ser el mariscal de campo, Tim llevó a su equipo a su primer gane de eliminatoria en 6 años. A pesar de esa primera temporada, los broncos lo cambiaron y todo decayó. Tim fue eliminado de tres equipos más en los años siguientes.

“Cuando se atraviesa por algo así, ¿en qué se sostiene uno? ¿Cuál es tu base? ¿Quién eres? Y más importante aún, ¿quién eres en tu relación con Cristo?”, dice.

Hace poco más de un año, Tim sintió que dios le dirigía a escribir un libro para otros que enfrentaban retos de todo tipo.

“Quería escribir algo para esas personas, para motivarlas de que todavía hay un Dios que les ama, que les creó en amor, por amor, para amar, por un propósito y que tienen un valor y son importantes. Entonces, cuando la gente atraviesa momentos difíciles, tienen algo en qué aferrarse y lo hacen con Cristo”, indica Tim.

tim 2 En su nuevo libro “Shaken”, Tim habla sobre sus tiempos difíciles. Cuando trataba de ser “un chico más” en un nuevo equipo rodeado por el frenesí de los medios, cuando vivía en asilamiento mientras los paparazzi acampaban frente a su casa y sabiendo que su futuro en el fútbol podía acabar. Según escribe “no tenía empleo, ni auto, ni casa…”, mientras que los medios hablaban de él y las personas estaban felices de verlo fracasar.

“No todos pueden entender los altos, pero casi todos pueden entender los bajos… pero en esos momentos, ¿cómo lidiamos con eso? ¿Cómo manejamos esos tiempos? ¿Cómo nos recuperamos? Porque habrá dificultades. La vida no siempre es fácil… pero cuando puedes enfocarte en Dios y su plan para tu vida, vale la pena y eso es lo que realmente importa”, detalla Tim.

A pesar de la incesante crítica, Tim logró mantener su calma y permanecer enfocado.

“Cuando crees en ti mismo y crees que lo que haces es lo correcto, y que estás dando todo, tienes que bloquear la crítica, a las personas negativas y muchas veces la gente dice que entra por un oído y sale por el otro, pero creo que mejor ni dejarlo entrar en un oído, ni lo escuches. No vayas a las redes sociales, no lo leas, no lo veas por televisión. Se trata de mantenerte enfocado y no dejar que lo negativo te aleje de la meta”, comenta Tim.

En el libro, Tim habla audazmente sobre Jesús y reta a las personas a tomar la cruz. ¿Cuál es su oración para los lectores?

“Que sean motivados, motivados a ir más profundo en su relación con Jesucristo. No solo es ir a la iglesia el domingo en la mañana o el miércoles en la noche, sino una verdadera relación profunda, de tú a tú con un Dios que nos ama tanto que envió a su hijo para morir por ellos”, dice Tim.

Tim se abre mucho, pero no espere leer detalles sobre su vida romántica. Sin embargo, él comparte su filosofía sobre las relaciones.

“Creo que la oración es importante. Creo que tener sabiduría de Dios es importante, de personas quienes admiras y tener personas alrededor tuyo que te van a decir lo que realmente necesitas escuchar, no solo lo que quieres oír. Y van a ser capaces de guiarte en ese camino, porque a veces en las relaciones no siempre ves con claridad, pero la gente a tu alrededor sí lo ve”, precisa Tim.

“Shaken” no solo fue inspirado en sus propias experiencias, superando la desilusión.

“He visto a tantas personas cuyas vidas están siendo sacudidas y piensan: ‘No sé si voy a estar aquí mañana y he visto algunos de ellos con una fe tan increíble que, incluso en medio de todo eso, todavía tienen cómo sostenerse y esa es su relación con Cristo”, indica Tim.

En 2010, Tim creó la Fundación Tim Tebow, que cada año ayuda miles de niños huérfanos, de necesidades especiales y de enfermedades terminales.

“La misión de nuestra fundación es traer fe, esperanza y amor a quienes necesitan un día más brillante en su hora más oscura de necesidad”, indica Tim.

Dios plantó esta semilla cuando Tim tenía 15 y conoció a un niño de las Filipinas llamado Sherwin, con pies hacia atrás. En 2015, la fundación abrió un hospital en ese país para cambiar la vida de los pacientes con cirugías ortopédicas.

“Ahora, en nuestro hospital en Filipinas, todos los niños como Sherwin, con sus pies hacia atrás, podemos recogerlos y llevarlos al hospital y ellos salen, pero no solo con una sanidad física, sino una sanidad espiritual y emocional”, dice Tim.

El hospital es uno de los logros que más enorgullecen a Tim.

… ¿Y sobre las críticas de su carrera de béisbol?

“Ellos me van a criticar, dirán porque tengo pocas oportunidades de lograrlo, pero para mí, es seguir mi pasión y no tenerle miedo a la derrota, no temer lo que otros vayan a decir, porque también creo que el perfecto amor echa fuera todo temor”.

No es una situación decisiva para Tim.

“Solo amemos a Dios, a las personas y unámonos a ellos. ¿Cuántas personas podemos amar en nombre de Jesús? ¿Cuántas personas podemos ayudar en el nombre de Jesús? Esa es la meta, solo eso. Nada más importa. Eso es lo que vale la pena, así de sencillo. Cuando siento que es mi pasión, siento que también es mi propósito”.

Y eso es exactamente lo que Tim está haciendo dentro y fuera del campo. Tal vez no juegue frente a 75 mil personas, pero en multitudes más pequeñas ha tenido oportunidades divinas. Recientemente, Tim fue noticia por orar por un fanático que convulsionaba después de un partido. Luego supo que ese hombre decidió seguir a Jesús ese día tras escuchar a otros aficionados hablar sobre Dios.

“Cuando crees que sirves a un gran Dios y crees en que Él tiene un plan y un propósito para ti, puedes ir con confianza y perseguir lo que Él puso en tu corazón y puedes hacerlo con audacia, valentía y puedes ir tras de eso sin prestar atención a la negatividad”, comenta Tim.

Tim tal vez no había visto el béisbol en su futuro, pero Dios sí. Con cada imprevisto que la vida le ha dado, sigue confiando en el plan de Dios y no deja que su fe sea sacudida.

 

Fuente: http://www.cbn.com/, (2016), VIDEO: Tim Tebow relata cómo su fe le ha ayudado a enfrentar dificultades, 2016, http://www.cbn.com/mundocristiano/Estados-Unidos/2016/November/Tim-Tebow-relata-como-su-fe-le-ha-ayudado-a-enfrentar-dificultades/Imagen: Google.

Banner GRANDE